top of page

Un Halloween diferente pero muy divertido

Un Halloween diferente pero muy divertido: Actividades para una noche terroríficamente divertida.

 

A los niños les encantan las festividades, son ellos quienes siempre están al pendiente del calendario y nos contagian con su espíritu creativo las ganas de decorar y celebrar en familia y con los amigos. Una de las fechas que esperan con más entusiasmo es sin duda, Halloween, y no es para menos pues la temática de monstruos y fantasmas, además de la parafernalia de los disfraces la hacen súper entretenida.

Este año no somos pocos los que hemos decidido quedarnos en casa, y aunque nos da un poquito de nostalgia el no poder salir a recorrer las casas de nuestra colonia acompañados de nuestros monstruitos a cantar su “dulce o truco”, podemos cambiar la dinámica para hacer una fiesta diferente, pero a la vez memorable, y para eso, queremos compartirte 3 actividades que pueden ayudarte a lograrlo.

No. 1. ¡Un distintivo! Pulseras de calabaza.


A los pequeños les encantan los detalles y créeme que no necesitas nada demasiado elaborado para que lo reciban con total gozo. Si son muy pequeños puedes hacerlos tú misma y ponérselos al inicio de la fiesta, como bienvenida. O bien, puedes reservar la actividad para realizarla con ellos.



Aquí los sencillos pasos:

Material:

· Papel anaranjado.

· Plumón negro.

· Regla.

· Tijeras.

· Un patrón en forma de calabaza.


PASO 1. Dibuja tiras de papel de aproximadamente 20 cms de largo x 2.5 cm de ancho.


PASO 2. A cada extremo de la tira dibuja media calabaza con tu patrón, como se muestra en la imagen.

PASO 3. Remarca los contornos de la calabaza con el plumón negro y recorta las pulseras.


¡Listo! Colócalas en las muñecas de tus pequeños con un poquito de pegamento o cinta transparente.

NO. 2 Aros y sombreros.

La imagen lo dice todo. Solo necesitas comprar cartulinas de color negro y hacer conos con forma de sombreros de bruja; checa que no te queden muy anchos y que sean suficientemente largos para que la actividad funcione. Posiciona 2, 3 o 4 conos, dependiendo de la cantidad de niños que se encuentren en tu fiesta y forma filas para que vayan tomando turnos. En cada turno, los niños tendrán tantos intentos como lo necesiten, no avanzarán hasta que logren insertar el aro y entonces, pasarán al final de la fila para dar lugar al siguiente jugador.


Puedes premiar a los ganadores ya sea por equipos o de manera individual, llevando un conteo de quién inserta más veces el aro.



No. 3 ¡Congelados de Halloween!


Es muy sencillo y a la vez es uno de los juegos más exitosos entre los pequeños; solo necesitas poner música y avisarles que en el momento en que la música pare, ellos deberán dejar de bailar y congelarse en la posición que los tome por sorpresa, el que se mueva primero pierde y tiene que hacer algún reto como, por ejemplo: un baile adicional, una cara chistosa, contar un chiste, 5 sentadillas o saltar en un pie. Pero, ¿cómo darle el toque escalofriante? Pon tu “playlist” con canciones relativas a la fecha, aquí te dejamos algunas sugerencias:


Chumbala cachumbala de Luli Pampín