5 tips fundamentales en interiorismo

Cuando llego a alguna reunión y la gente me pregunta qué hago, al decirles que soy interiorista, uno de los escenarios más comunes es preguntarme: Oye, ¿y aquí qué harías? A veces responder esa pregunta es un poco difícil porque hacer un proyecto requiere un proceso de análisis y propuestas, sin embargo, hay elementos comunes que podemos aplicar cuando sintamos que nuestro espacio necesita una reinventarse.


1. Circulación


Para mí, este punto es clave en cualquier espacio. Siempre pienso que los espacios tienen que fluir. Analiza tu espacio y piensa: ¿hay algún elemento que impida el flujo de esta área? Por ejemplo, puede ser algún mueble estorboso o demasiado grande (profundizaremos en esto en el punto dos) que se sienta como un obstáculo a la hora de caminar por el espacio. Recuerda que para crear una circulación suficiente, se recomienda mínimo 80 cm de paso.



Los espacios no solo se ven, se viven, entonces es importante que la distribución de elementos nos ayude a hacer un recorrido bonito. Esto no significa que tengamos que crear solo recorridos lineales, poner algún elemento que nos indique una circulación circular también es buena idea (por ejemplo: una mesa de vestíbulo, alguna escultura o una silla de acento), siempre y cuando este elemento ayude a los usuarios a fluir en el espacio y que este bien intencionado.




2. Escala


Uno de los errores mas comunes que percibo, es la colocación de elementos fuera de escala, y tal vez te preguntes, ¿qué es escala? La escala es el tamaño de un elemento en proporción con lo que lo contiene. Hay que cuidar que los elementos que pongamos en nuestra casa estén en armonía con el “cascarón”. Si el espacio que tiene tu comedor es para una mesa de 4-6 comensales, no intentes meter una mesa de 8 o 10 personas. Te podrás dar cuenta de esto si los espacios se ven demasiado apretados y sientes que para llegar a un lugar tienes que brincar algún elemento, o que alguna actividad se vea interrumpida porque otro elemento estorba. Un buen tip es siempre medir los espacios antes de hacer nuestras compras de mobiliario, así nos aseguraremos que los muebles que compremos van a caber (recuerda prestar atención al tema de la circulación).




3. Remates visuales.


Cuando entras a tu espacio, ¿qué es lo primero que ves? Ves algún elemento decorativo que aporte al espacio, o ves una esquina llena de cosas. Esta misma pregunta te la puedes hacer en los pasillos: ¿qué veo al final del pasillo? Nuestro ojo siempre esta buscando lugares donde fijar la vista, qué mejor que hacerlo en cosas bonitas que nos hagan sentir que nuestra casa esta cuidada y que transmitan armonía. Los remates visuales no forzosamente tienen que ser elementos decorativos: un bonito armario o mesa con un florero pueden funcionar perfectamente bien.



4. Iluminación.


Para mi es muy importante como diseñadora crear diferentes niveles de iluminación:

- La iluminación general es la que rige el espacio. Generalmente esta hecha con spots o downlights empotrados en el techo y sirve para realizar las actividades del día a día.



- Iluminación de trabajo: Piensa en tu casa los lugares donde realizas actividades específicas que necesiten concentración: en la cocina tienes un área de preparación de alimentos, ahí es buena idea poner lámparas que nos ayuden visualmente a la realización de esta actividad. O tal vez tienes un Home Office y el escritorio necesita iluminación extra para lograr máxima concentración. Estas luminarias pueden ser suspendidas o de mesa, o de pie, eso ya depende de tu gusto y de las características particulares de tu espacio.



- Iluminación decorativa: esta debe ser con la intención de exaltar ciertos elementos de la casa que te gusten mucho y que quieras que resalten: tal vez tienes un bonito cuadro que se complementaría con unos arbotantes de pared. O una consola que con alguna lámpara de mesa le daría mayor profundidad.

También aquí puedes incluir la iluminación de recorrido: algún pasillo que iluminándolo acompañe el recorrido visual al usuario.




5. Personalidad


Recuerda complementar todos tus espacios con elementos que nos den idea de quiénes habitan la casa y qué les gusta a esas personas. Tu casa es tu lienzo y la debes de llenar con objetos que a ti te gusten y te aporten. Mi propuesta es siempre ir de menos a más: en los espacios mas públicos poner elementos que si te agraden y muestren signos de personalidad pero que no sean muy íntimos. Aquí puedes jugar con cuadros, floreros, libros, etc. E ir subiendo el nivel de intimidad según el área de la casa se vaya haciendo mas privada: aquí me refiero fuertemente a las fotografías familiares, esas guárdalas para espacios privados como sala de tele o recámaras.




A ti, ¿qué elementos te parecen indispensables a la hora de organizar y decorar tus espacios? Recuerda que al final estos son sugerencias de como yo he resuelto proyectos a lo largo de los años, pero la lección mas importante es que en arquitectura, nada esta escrito y a veces, el romper reglas es lo que hace los espacios mas interesantes. Atrévete a jugar y experimentar.