© 2019 by Mioletto. Proudly created with Wix.com

Cómo comenzar una remodelación y no morir en el intento

07/12/2016

 

 Si te acabas de enterar que vas a ser mamá o quieres remodelar el cuarto de tu peque aquí te dejo tres puntos de partida para tomar en cuenta al empezar un proyecto.

 

SPOILER ALERT: ¡Lo más importante es escuchar a tu baby!

 

Cuando tenemos niñ@s pequeñ@s es fácil echar a volar nuestra imaginación y querer hacer recámaras que simulen sets de películas; es muy común llegar a la conclusión de que si a tu niñ@ le gustan los carros le pongas cama en forma de uno, buroes que simulan llantas y tapices con estampados de carreteras. De entrada suena divertido y créeme esto no tiene por qué estar mal y lo más importante, si a ti y a tu peque les hace felices, adelante, no dejen de hacerlo…  Sin embargo, me gusta prevenir que muchas veces este tipo de recámaras tiene consecuencias:

  1. Pueden terminar con habitaciones sobresaturadas que no dejarán a sus mentes y cuerpos realmente descansar.

  2. Hay una alta probabilidad de que tu peque se aburra de este tema rápidamente y cuando menos te des cuenta ya tienes que invertir otra vez en una nueva recámara.

  3. Terminarán con mobiliario estorboso que entorpece la circulación y no deja espacio suficiente a tu niño para realizar actividades como jugar, leer o relajarse.

Por lo tanto les aconsejo tomar estos tres puntos de partida para empezar a dar carácter y personalidad a esa recámara especial sin caer en sobresaturaciones.

 

TEMA

 

Mi consejo siempre es, si adelante escoge un tema, pero recuerda que los detalles son el secreto para logar grandes cosas. Utiliza los elementos decorativos como cuadros, tapices  y textiles para exhibir el tema que ustedes eligieron. No te preocupes, que elementos para dar personalidad nunca faltan y éstos se pueden ir adaptando y cambiando poco a poco de acuerdo al ritmo de crecimiento de tu niñ@.

 

 Se nota que quien habita esta recámara es fan de los autos de una manera sutil. Imagen de Google Images.

 

COLOR

 

Claro que el color es un elemento muy importante a la hora de realizar el diseño de cualquier espacio, pero cuando se trata de niños creemos que tenemos que saturar cada pared. A mis clientes yo siempre les aconsejo escoger un color dominante que sea neutro para ponerlo en los elementos más grandes como el piso y las paredes, para posteriormente agregar toques de color en la ropa de cama, algunas piezas de mobiliario o en piezas decorativas como móviles o banderines, etc. Esto permite que la recámara sea un lugar con armonía, donde tu niño o niña pueda realmente descansar sin perder la personalidad y el toque juguetón que los cuartos de los consentid@s deben de tener.

 

Para elegir una paleta de color puedes inspirarte en el tema que escogieron tu peque y tú, busca alguna imagen relacionada y elige un tono neutro que predomine así como  de 2 a 3 colores que puedas usar para contrastar y complementar (recuerda que el blanco, negro y gris se pueden usar casi libremente). Si te cuesta trabajo, en internet puedes encontrar muchas paletas de colores ya hechas.

 

 Mucho color sin saturar el espacio. Imagen de Google Images

 

ESCALA

 

Siempre es importante (y no sólo en las habitaciones infantiles) que los elementos contenidos dentro de cada espacio se adapten a la escala tanto de la habitación en sí como de la persona que lo va a usar. Me ha tocado intervenir muchas habitaciones donde la cama ocupa más de la mitad del lugar, o cuartos con libreros enormes y ostentosos que limitan al usuario para realmente habitarlos, o al revés, tapetes muy pequeños que no cumplen con la función de definir cada área. Aquí mi recomendación es que si tienes un espacio pequeño, busques mobiliario con líneas sencillas y que no tenga ornamentos sobrecargados, recuerda que el mobiliario se tiene que adaptar al espacio y no al revés; sugiero que el mismo se adapte a las necesidades de tu peque y cuyo diseño, desde el inicio se haya concebido de acuerdo con su tamaño, sus necesidades y su seguridad.

 

 Mobiliario pensado en el espacio que lo contiene y en quién lo usa. Imagen de Google Images.

 

 En cuanto a los elementos decorativos aquí se puede jugar un poco más, tal vez coloca un tapiz en uno de los muros con un patrón grande, o cuelga un cuadro grande complementado con cuadros más pequeños en alguno de los muros. Recuerda que algunas reglas están para romperse y no tengas miedo a experimentar y lo más importante: diviértete junto con tu chiquit@.

 

Espero que estos puntos de partida te sirvan para inspirarte y empezar a crear un ambiente adecuado en la recámara de tu pequeñ@.

Recuerda que si necesitas ayuda profesional nosotros estamos para atender tus necesidades.

 

Daniela Robles

 

Co-propietaria de Mioletto, arquitecta y diseñadora en constante b´usqueda de tendencias e inspiraciones. La típica tía que se cree segunda madre.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

SÁCALE JUGO A TU DISEÑADOR DE INTERIORES

November 29, 2016

1/3
Please reload

Entradas recientes

January 16, 2017

Please reload

Archivo