© 2019 by Mioletto. Proudly created with Wix.com

Abstract: The Art of Design. 9 lecciones.

08/03/2017

 

 

¿Ya vieron la serie de Abstract: The art of Design en Netflix? Si no la han visto se las recomiendo ampliamente, en especial si forman parte o les interesa el mundo del diseño. Se trata de una serie documental donde cada uno de los 8 episodios se centra en un especialista en algún rubro: tenemos desde gráfico hasta de tennis, pasando claro por el de interiores y de objetos.

 

Evidentemente a mí como arquitecta me encantó, no sólo porque hablan de una manera muy aterrizada de sus diferentes áreas de enfoque, sino porque podemos ver el lado humano del diseño: los miedos, los retos, las aspiraciones y todo aquello que interviene en el proceso de crear algo de la nada. Y como un plus, visualmente es hermosa: es una obra de arte que habla sobre arte.

 


Así que no lo piensen más y véanla, seguro al final querrán tomar un lápiz y empezar a diseñar. Viendo Abstract, analicé y comprendí muchas cosas sobre mi profesión y me gustaría compartir con ustedes las que más resonaron en mí, así que les aquí les van 9 lecciones que aprendí viéndola:

 

1. Da miedo enfrentarse a una hoja en blanco:

Muchos creemos que diseñar es súper fácil, que es sólo hacer dibujos bonitos sobre algún papel y que alguien más se encargará de llevar esos proyectos a la realidad. En la vida real, cada línea que se traza sobre un papel tiene un significado, cada rayón sirve para dar estructura, espesor, materialidad a algo, desde un objeto hasta un edificio. Por eso da miedo sentarse en frente del papel y empezar a dibujar, porque sabes que eso que estás creando va a afectar la vida de una o varias personas de alguna manera, porque

 

2. Diseñar es resolver problemas ajenos: 

 

Problemas que van desde lo particular (una recámara, una casa, una silla) hasta lo general (un edificio, una ciudad). Los diseñadores tenemos la tarea de detectar los problemas que tiene nuestro cliente y ofrecerle una solución, y en muchos casos el cliente ni siquiera sabe que tiene ese problema y para lograr esto tenemos que ponernos en los pies de quienes nos contratan, por eso

 

3. La empatía es la piedra fundamental del diseño:

 

El realmente conocer a tus clientes y sus necesidades garantiza proyectos con mejor enfoque e intención. Es nuestra responsabilidad hacer sentir a nuestros clientes escuchados, sin embargo, debemos también entender que

 

4. No todos pueden ser tus fans:

 

 

 

Tu forma de diseñar no tiene por qué ser gusto de todo mundo y los clientes tienen derecho a retractarse y buscar personas con las que empaticen más. Siempre es importante recordar que en gustos se rompen géneros.

 

5. Todos los diseñadores dudan de sí mismos:

 

Algo que me sorprendió al ver Abstract es darme cuenta como todos y cada uno de los diseñadores que entrevistaron han tenido momentos de duda. Personas que para muchos son considerados los más exitosos dentro de su rubro han tenido momentos de fracaso, de duda y de roces con su profesión, sin embargo, han salido a flote porque lo principal que debemos de entender como diseñadores es que

 

6. Diseñar es un trabajo:

 

Un trabajo como cualquier otro, que tiene fechas límite y alcances que tocar. La mejor manera de romper un ciclo de “poca inspiración” es trabajando. A mí me ha pasado que momentos en los que pienso que no tengo inspiración o que no tengo buenas ideas, me he sentado frente al papel o la computadora, con un poco de temor y ansiedad y me he puesto a trabajar, a veces de manera muy racional, a veces de manera muy creativa, pero diseñando, teniendo ideas, buscando soluciones y con este proceso he creado algunos de mis mejores trabajos, sin tener que sentir que la musa inspiradora me estaba susurrando al oído si no siguiendo una rigurosa línea de trabajo: levantarme, vestirme y sentarme a diseñar, esto se va afinando con el tiempo, y aunque sé que a mí todavía me falta camino por recorrer, sigo adelante, porque

 

7. La práctica hace al maestro:

 

Como en cualquier disciplina, entre más tiempo realices la actividad en la que quieres triunfar mejor te vuelves. Dicen por ahí que alguien necesita 10,000 horas de práctica para convertirse en maestro de algo, pero no solo es importante sentarte tú a diseñar, sino rodearte de ello: ir a museos, ver películas, escuchar música, ver qué están haciendo tus colegas, meterte a alguna clase, en pocas palabras

 

8. Rellena tu tanque creativo:

 

Busca esos detalles, esos momentos “oooohhhh” que tienden a llegar en los tiempos menos esperados: un viaje, una salida con amigos, salirte a tomar un café, etc, y aunque como dije anteriormente, es importante sentarse a trabajar, también es importante salir a vivir, porque el diseño es eso: la interpretación de muchas formas de vida, y recuerda

 

9. Busca un sentimiento:

 

 

 

Busca transmitir algo a través de tus diseños, que tengan una intención. Algunos de los diseños más recordados de la historia han sido precisamente no los que tienen las mejores soluciones tecnológicas o estéticas, sino aquellas que nos provocan algo: alegría, nostalgia o hasta incomodidad, ¿un ejemplo? Cualquier diseño de Alessi.

 

Espero que estas lecciones te hayan servido para entender mejor nuestra hermosa profesión, sé que a mí la serie me ayudó a dimensionar muchas cosas y a entender mejor a mis clientes. No dejes de verla por Netflix, y si ya la viste, cuéntanos qué te pareció en los comentarios.

 

Daniela Robles

 

Co-propietaria de Mioletto, arquitecta y diseñadora en constante b´usqueda de tendencias e inspiraciones. La típica tía que se cree segunda madre.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

SÁCALE JUGO A TU DISEÑADOR DE INTERIORES

November 29, 2016

1/3
Please reload

Entradas recientes

January 16, 2017

Please reload

Archivo