• Daniela Robles

SÁCALE JUGO A TU DISEÑADOR DE INTERIORES


Al fin te decidiste. Después de meses o tal vez años de análisis, meditaciones y sacar cuentas llegaste a la conclusión de que ese baño tipo rococó que los dueños anteriores dejaron en tu departamento se tiene que ir. O esa sala encerrada y oscura donde no aguantas más de 15 minutos sin querer salir corriendo a otro lado tiene que cambiar. Necesitas ayuda, una persona que te escuche, te entienda y transforme tu espacio en un lugar de sueño: un diseñador de interiores.

La mayoría de las personas que contratan a un diseñador por primera vez sienten muchos nervios: ¿me irá a entender?, ¿cómo irá a quedar mi casa?, ¿voy a gastar mucho dinero? Antes de que te encuentres en esa situación, lee las siguientes sugerencias para sacarle el máximo provecho a esta experiencia.

ESCOGE A LA PERSONA INDICADA

Como en todas las profesiones, los diseñadores de interiores venimos en muchas formas, colores y sabores. Cada uno tiene un estilo y una forma de trabajar diferente, por lo tanto, busca a uno que se adapte a lo que tú estás buscando. La mayoría tienen sus portafolios en línea o en sus redes sociales. Y que no te de pena hacerle todas las preguntas que se te ocurran.

SE CLARO EN TUS NECESIDADES

Recuerda que una cosa es lo que queremos, otra como lo decimos y otra es como lo entiende la otra persona, así que para evitar confusiones, trata de ser lo más claro posible en lo que necesitas y lo que esperas lograr con esta remodelación. También es importante que definas que cosas no podrías tolerar (ej: odio el color naranja) y que elementos no pueden faltar (me encantan las mesas metálicas).

Mantén una mente abierta, toma riesgos, salte de tu zona de confort. Recuerda que algunas reglas están para romperse y tu diseñador sabrá cuáles harán de tu espacio un lugar increíble.

AJUSTA TUS EXPECTATIVAS

No me refiero a que tengas que renunciar a tener un espacio perfecto, después de todo para algo contratas a un diseñador. Sin embargo, es importante saber que la realidad supera a la ficción en el diseño de interiores. Seguramente has visto alguno de los millones de programas de TV que existen sobre remodelaciones, y en ellos los proyectos se realizan en 3 días, cuestan cinco pesos y cuando rara vez surge un contratiempo, lo superan en 10 segundos. La realidad es que un buen proyecto de interiorismo es una inversión tanto de tiempo como de dinero. Si esto te causa conflicto sólo piensa todos los procesos y personas que están involucradas: carpintería, albañilería, eléctrica, plomería, pintura, etc, etc, etc.

Si tienes un presupuesto limitado, comunícaselo a tu diseñador desde el principio, así todas las ideas que te proponga serán dentro de lo quieres gastar.

CONFÍA

Si al fin te decidiste por un diseñador de interiores deja que haga su trabajo. He tenido muchos clientes que me han contratado y durante el proceso han cuestionada cada decisión y propuesta que hago, o peor, condicionan el diseño sin poderlo ejecutar a fondo.

Recuerda que el diseño es la suma de las partes: no te estreses por detalles pequeños como un cojín o el marco de un cuadro. Confía en tu diseñador, recuerda que él tiene la habilidad de ver el proyecto completo, a final de cuentas, por algo lo contraste (por eso el primer punto es tan importante). Los mejores proyectos están basados en la reciprocidad entre el cliente y el diseñador y mientras ambos se traten con respeto, integridad y apreciación, el resultado será un lugar que te traerá felicidad por muchos años.

Daniela Robles

Co-propietaria de Mioletto, arquitecta y diseñadora en constante b´usqueda de tendencias e inspiraciones. La típica tía que se cree segunda madre.

#consejos #diseñodeinteriores #diseño #diseñadordeinteriores #tips #sacarprovecho #espacios #remodelación

46 vistas

© 2019 by Mioletto. Proudly created with Wix.com