• Gisela Robles

Evitando sustos en el cuarto de tu peque


La idea de este “post” asaltó mi mente cuando junto con el equipo de Mioletto tuve la oportunidad de reunirme con un grupo de mamás y papás para platicar acerca de las necesidades e inquietudes que en general tenemos las familias mexicanas cuando de interiorismo infantil se trata; fueron varias la coincidencias que encontramos, las cuales te estaremos compartiendo en próximas publicaciones, pero el día de hoy abordaremos el tema número de 1 que es “la seguridad ante todo”.

Y es que, la pesadilla recurrente que tenemos los papás es que algo le suceda a nuestros angelitos, y queremos sentir que su recámara puede ser ese espacio en donde podemos bajarle un poco al sobresalto para relajarnos, disfrutar con ellos y dejarlos un poco más libres, ¿o no?. Por eso te presento lo que creo son los 5 factores de riesgo más comunes y algunos consejillos de mi ronco pecho para disminuir las posibilidades de un mal momento en casa:

  1. PÁNICO A LAS ALTURAS

Personalmente creo que lo primerísimo que tenemos que tener en cuenta son ¡las ventanas!, principalmente si el cuarto de tu peque está por arriba de una planta baja. Claro que la solución definitiva a esto es poner barrotes, pero bueno, aterrizando un poco más al tema de interiorismo, cuidemos muy bien que las camitas, los muebles de guarda, o cualquier cosa que pueda servirles de escaloncito no se encuentren al pie de las ventanas.

Considero que es muy importante planear la distribución de todo el mobiliario de la recámara, partiendo de este primer planteamiento; resuelto esto, podemos acomodar el resto.

2. AGUAS CON LAS DESCARGAS

Evitémonos sustos con la electricidad y aquí lo que yo haría es: colocar taponcitos en los contactos, los hay miles en el mercado, los sencillamente transparentes cero atractivos (creo que es la mejor opción), y los que sirven para decorar un poquitín; me aseguraría de que el material eléctrico y cualquier artefacto de iluminación que desee en el espacio de mis niños sea de calidad y solicitaría a un experto que me apoye con la instalación; además, verificaría que no existan cables, contactos o interruptores dañados.

3. CÁIDAS Y MORETES

Otro de los elementos que tomaría en cuenta es adquirir mobiliario con diseño pensado en los chiquitos y esto es por dos razones principales: en primer lugar la altura, ya que por ejemplo, no es lo mismo que tu peque intente utilizar una silla pequeña que sea alcanzable y a la cual accederá con mayor facilidad y, si llegara a caer sería una altura mucho menos considerable que de una para adultos; y segundo, estos muebles son por lo general más ligeros, con extremidades redondeadas y sin bordes filosos que harán que cualquier golpecito sea menos dañino y doloroso.

4. TERROR A UNA CORTADA

Existen muchos artículos en el mercado muy bonitos y que pueden hacer de pronto que te brille el ojo comprarlos para apoyar la decoración, pero creo que todo aquello que es vidrio o cristal sencillamente no funciona porque una vez que el torbellino en cuestión empiece a tener movilidad, no habrá quien lo pare y esto se puede romper y claro, se puede cortar. Incluso, creo que en edades tempranas evitaría los espejos, salvo que estén muy muy bien colocados en la pared de tal manera que no los tire ni un terremoto!

5. CERO CABLES

Y como dicen por ahí, por último pero no menos importante, cuidado con los cables... Para empezar, y esta es una opinión muy muy mía, no se me ocurre un aparato cableado que sea necesario estar permanentemente dentro de la habitación de un niño pequeño: no necesitan televisión, no necesitan consolas, no necesitan lámparas ni de piso, ni de buró (sugiero las de pared y techo), entonces creo que bien podemos evitarlos; y es que no están para saberlo pero yo si me encontré alguna vez a mi Bini saboreándose el cable de la lámpara de los abuelos. Si omití algo de esta lista y crees necesario poner algo que requiera cable, escóndelo detrás de los muebles y utiliza sistemas de seguridad que los mantenga recogidos y tensos para que no puedan jalarlos.

Y bueno, este fue por hoy el resumen de los temores, pero cuéntame cuáles han sido las situaciones de este tipo que te han quitado un poquitín el aliento y si quieres compártenos tus soluciones, son siempre bienvenidas y todos podemos aprender. Nos escribimos pronto!

Gisela Robles

Co-propietaria de Mioletto, emprendedora de corazón y afortunada mamá primeriza sobreviviendo a esta intrépida aventura.

#diseñoconsentido #familiamioletto #mioletto #padres #diseñodeinteriores #mueblesparaniños #seguridad #riesgos #consejos #diseñoparaniños #tips

© 2019 by Mioletto. Proudly created with Wix.com